Menú Cerrar

Cómo quitarse la pintura en aerosol de las manos, la piel y las uñas

Si alguna vez ha usado pintura en aerosol, sabe cómo suele ser. Crees que saltarte los guantes no es gran cosa esta vez y prometes tener cuidado. Luego, dirige la boquilla hacia su proyecto y se pone a trabajar. Tal vez sea una brisa errante o un movimiento rápido que lleva tu mano a través de la niebla. Pero antes de que te des cuenta, ha sucedido; tienes pintura en aerosol en tu piel y uñas, y estás atascado teniendo que descubrir cómo quitarte la pintura en aerosol de las manos.

Varios enfoques pueden quitar la pintura en aerosol de las manos, la piel y las uñas. El jabón para platos y el agua podrían funcionar. Ciertos aceites facilitan la eliminación de la pintura, especialmente cuando se combinan con bicarbonato de sodio. También hay clásicos como el quitaesmalte, el alcohol isopropílico y la acetona.

Sin embargo, esas no son las únicas opciones. Si está tratando de descubrir cómo quitarse la pintura en aerosol de las manos, la piel o las uñas, esto es lo que necesita saber.

Cómo quitarse la pintura en aerosol de las manos

¿La pintura en aerosol es tóxica para la piel?

La pintura en aerosol es potencialmente dañina. Si bien el riesgo más importante generalmente implica la inhalación de vapores, puede ser dañino cuando entra en contacto con la piel. Las pinturas en aerosol pueden contener metales pesados ​​y algunos carcinógenos conocidos, incluidos los compuestos orgánicos volátiles (COV). También hay sustancias químicas presentes que pueden atravesar la barrera de la piel, lo cual no es lo ideal.

Algunos de los ingredientes que se encuentran en ciertas pinturas en aerosol son irritantes potenciales o conocidos. Algunos contienen acetona, un químico que puede causar irritación de la piel y otras complicaciones si lo inhala. El xileno en la pintura en aerosol puede provocar dermatitis si hay contacto con la piel y otras afecciones si se inhala. Lo mismo ocurre con el tolueno.

Además, existe la posibilidad de que sea alérgico a un ingrediente de la pintura en aerosol. Si ese es el caso, el contacto con la piel podría desencadenar una reacción alérgica, cuya gravedad depende de cómo responda su cuerpo a la exposición.

Es importante tener en cuenta que los ingredientes de la pintura en aerosol varían según el fabricante. Además, existen variantes no tóxicas que no contienen materiales peligrosos. Sin embargo, pueden contener alérgenos, incluso si no son tóxicos.

Al final, es mejor evitar que la pintura en aerosol entre en contacto con la piel. Lo ideal es usar guantes cada vez que aplique pintura en aerosol, lo que reduce el riesgo de contacto. De esa manera, no absorbe ninguno de los materiales ni corre el riesgo de sufrir una reacción alérgica.

Además, el uso de protección para los ojos y una máscara es esencial. Con estos en su lugar, reduce significativamente sus probabilidades de inhalar vapores potencialmente dañinos o de que la pintura entre en sus ojos.

Cómo quitarse la pintura en aerosol de las manos y la piel: 10 maneras fáciles

Varios métodos pueden quitar la pintura en aerosol de las manos y la piel. Cuál puede funcionar mejor depende de la pintura utilizada, ya sea húmeda o seca, y de la cantidad de pintura presente.

En la mayoría de los casos, desea comenzar con las opciones más suaves y avanzar hacia enfoques más agresivos. Si está tratando de descubrir cómo quitarse la pintura en aerosol de las manos y la piel, aquí hay diez maneras fáciles.

1. Jabón para platos

Jabón líquido para platos Mrs. Meyer's, fórmula biodegradable, rábano, 16 fl.  onzSi la pintura aún está húmeda o la capa de pintura sobre la piel es más delgada, podría funcionar quitarla con un poco de jabón líquido para platos y agua. La mayoría de los jabones para platos suaves que están diseñados específicamente para combatir el aceite y la grasa están bien para probar, por lo que usar lo que tiene en su cocina podría ser una opción.

Ponga unas gotas de jabón líquido para platos en la palma de su mano. A continuación, junte las manos con fuerza hasta obtener una buena espuma. Después de eso, enfócate en las partes de tus manos que tengan pintura y aplica el jabón en esas áreas.

Con un poco de suerte, el lavavajillas levantará y atrapará las partículas de pintura. Luego, puede enjuagarse las manos con agua para lavarlas.

2. Café molido

Si el jabón para lavar platos por sí solo no absorbe la pintura, agregar café molido a la mezcla podría funcionar. Los posos de café son ligeramente abrasivos, convirtiendo el jabón en un exfoliante funcional para la piel.

Comience poniendo unas gotas de jabón para lavar platos en su mano. A continuación, agregue una cucharada generosa de café molido. El café molido fresco o usado puede funcionar, así que usa lo que esté disponible.

Frótese las manos, permitiendo que el café molido y el jabón se mezclen. Luego, usa el exfoliante recién creado para quitar la pintura de tu piel. Una vez que esté apagado, enjuague con agua tibia.

3. Quitaesmalte de uñas

QuitaesmalteA veces, fregar con jabón para platos y café no es suficiente. Si ese es el caso, puedes usar un quitaesmalte para quitar la pintura en aerosol de tu piel. Solo asegúrate de que sea una versión que contenga acetona, ya que otros quitaesmaltes podrían no funcionar.

Una vez que tengas el quitaesmalte, toma un algodón o una almohadilla y humedécelo con el quitaesmalte. Presiona la bola o almohadilla de algodón directamente sobre la pintura, dejándola en su lugar por unos momentos. Luego, frota o limpia la pintura.

Es posible que deba repetir el proceso varias veces si el área cubierta con pintura es grande. Después de que toda la pintura haya desaparecido, lávese las manos con agua y un jabón suave.

4. Aerosol para cocinar antiadherente

El aerosol para cocinar puede ser una opción eficaz para quitar la pintura en aerosol de la piel. Por lo general, cualquier tipo funcionará, así que use lo que esté disponible en su hogar.

Después de encontrar el aerosol para cocinar, cubra ligeramente la pintura en aerosol que tiene en sus manos. Luego, frote el aerosol en el área cubierta de pintura, trabajando para descomponer la pintura. Si es necesario, agregue un poco más de aceite en aerosol a la mezcla y continúe frotando hasta que la pintura desaparezca.

Una vez que la pintura esté completamente lista, tendrás que lavarte las manos. Use un jabón para platos que combata el aceite y la grasa para tratar el aerosol para cocinar y agua tibia para enjuagarlo.

5. Aceite de oliva (u otro aceite natural)

Si la pintura en aerosol de tu mano está seca , usar aceite de oliva puede ayudarte a eliminarla. El aceite puede ayudar a descomponer las partículas de pintura, haciéndolas más fáciles de quitar.

Vierta aproximadamente una cucharada de aceite de oliva en la palma de su mano. Luego, frótalo en tu piel como si estuvieras aplicando loción o jabón. Concéntrese en las áreas donde la pintura es más espesa, trabajando el aceite en la pintura. Después de que la pintura se afloje, lávese las manos con agua y jabón.

Si no tienes aceite de oliva, otros aceites naturales también pueden funcionar. El aceite de coco y de aguacate son excelentes opciones, pero incluso el aceite de soya o el aceite vegetal podrían ser la solución.

6. bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodioEn algunos casos, el proceso de aceite anterior no es suficiente. Si ese es el caso, agregar algo abrasivo, como bicarbonato de sodio, a la mezcla hace la diferencia.

Primero, necesitarás crear la mezcla. Tome un tazón y agregue ½ taza de aceite (preferiblemente aceite de coco) y ½ taza de bicarbonato de sodio. Revuelva los dos juntos hasta que estén bien combinados.

Luego, toma una pequeña cantidad de la mezcla y frótala sobre la parte de tus manos cubierta de pintura. Mantenga la presión relativamente ligera. La idea es dejar que el bicarbonato de sodio frote la pintura sin dañar la piel, ya que el bicarbonato de sodio puede irritar la piel.

Mientras trabaja, recoja más de la mezcla según sea necesario. Una vez que la pintura haya desaparecido, lávese las manos con agua y jabón suave, asegurándose de eliminar todo el exceso de aceite y bicarbonato de sodio, junto con la pintura.

7. Alcohol isopropílico

alcohol isopropílicoOtro artículo doméstico común que funciona bien en muchos casos, el alcohol isopropílico, también puede descomponer las partículas de pintura, haciéndolas más fáciles de quitar. Por lo general, querrás verter un poco de alcohol isopropílico en un tazón pequeño o un molde y usar bolas de algodón o almohadillas para quitar la pintura.

Toma una de las bolas o almohadillas de algodón y sumérgela en alcohol isopropílico. Luego, presiona la bola o almohadilla de algodón sobre tu piel por un momento antes de aplicar la pintura. Luego, repita ese proceso según sea necesario para abordar toda la pintura.

Una vez que la pintura se haya ido, querrás lavarte las manos con agua y jabón para lavar platos. De esa manera, cualquier partícula de pintura suelta que no se limpió con la bola de algodón o la almohadilla se enjuaga.

8. Acetona

La acetona es el ingrediente del quitaesmalte que le permite eliminar la pintura de manera eficaz. Si simplemente tienes un poco de acetona disponible, también puedes usarla para quitarte la pintura en aerosol de las manos.

Querrás usar algunas bolas de algodón o almohadillas para levantar la pintura. Simplemente humedezca la bola o almohadilla de algodón con acetona. Presiona la bola de algodón o la almohadilla sobre la mancha de pintura por un momento y luego comienza a aplicar la pintura. Continúa humedeciendo la bola o almohadilla de algodón y frotando hasta que toda la pintura desaparezca.

Cuando termines de quitar la pintura, tendrás que lavarte las manos. Use un jabón suave y agua tibia, asegurándose de que todas las partículas de pintura y la acetona restante hayan desaparecido.

9. Mayonesa

Una opción sorprendente para quitarse la pintura en aerosol de las manos es la mayonesa. Sin embargo, normalmente funciona mejor si la pintura en aerosol es a base de aceite, no a base de agua.

Toma una cucharada de mayonesa y ponla en tu mano. Luego, aplícalo sobre la piel cubierta de pintura, usando un enfoque similar al lavado con jabón o la aplicación de una loción. Luego, deja la mayonesa en tus manos durante unos dos minutos.

Después de dejarlo reposar, frótese las manos otro minuto. Luego, enjuague sus manos con agua y jabón.

10. cepillo de dientes

Agregar un cepillo de dientes a algunas de las opciones anteriores no es una mala idea. Te brinda una manera de restregar, y las cerdas pueden llegar a los pliegues con mayor facilidad.

Puede probar un cepillo de dientes con jabón para platos, aceite de oliva, aceite en aerosol y opciones de mayonesa, incluidas las versiones que incluyen bicarbonato de sodio. Incluso puede ayudar cuando se usa quitaesmalte, acetona o alcohol isopropílico.

Antes de comenzar, puedes remojar el cepillo de dientes si deseas suavizar un poco las cerdas. De lo contrario, simplemente aplique el removedor de pintura de su elección y use el cepillo para quitar la pintura rebelde. Solo asegúrese de seguir las otras instrucciones para el proceso de eliminación de pintura que está utilizando. Además, mantenga la presión sobre el cepillo lo suficientemente ligera para permitir que las puntas de las cerdas hagan la mayor parte del trabajo.

Una vez que termines, lávate las manos con agua y jabón. También puede lavar el cepillo de dientes con agua y jabón si desea guardarlo para quitar la pintura más adelante.

Cómo quitar la pintura en aerosol de las uñas

Quitar la pintura en aerosol de debajo y alrededor de las uñas puede ser más difícil que quitarla de la piel. La pintura puede asentarse en pliegues y grietas, lo que dificulta su alcance.

Afortunadamente, todavía puedes quitar la pintura en aerosol. Solo necesita usar el enfoque correcto. Aquí hay un proceso paso a paso sobre cómo quitar la pintura en aerosol de las uñas.

palo de manicura

Los palitos de manicura tienen extremos puntiagudos o curvos diseñados para eliminar la suciedad debajo de las uñas. Si tiene pintura en aerosol seca debajo de las uñas, un palo de manicura podría permitirle desecharla.

Simplemente coloque el extremo de la barra de manicura debajo de la uña, cerca de donde se une con la piel y hacia un lado. Tire suavemente de la piel de la manicura hacia el otro lado de la uña. Si sale algún residuo, límpialo del extremo del palito de manicura antes de realizar otra pasada.

Asegúrese de usar un toque suave mientras trabaja. Atascar el palo de manicura debajo de la uña y en la piel puede provocar una lesión o la separación de la uña, así que no seas demasiado agresivo.

También puedes intentar usar una barra de manicura para quitar la pintura en aerosol seca del costado de las uñas. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, debe ser suave para evitar dañar la piel.

Quitaesmalte

Un quitaesmalte es una excelente opción si no puedes sacar todo con una barra de manicura. En lugar de usar una bola o almohadilla de algodón, querrá usar un hisopo de algodón. De esa manera, puede pasarlo por la parte inferior de las uñas y alrededor de la uña con mayor facilidad, lo que facilita concentrarse en la pintura atascada.

Tome un tazón pequeño o molde y vierta un poco de quitaesmalte. Sumerja un hisopo de algodón en el removedor, dejándolo en remojo un poco. Luego, use el hisopo de algodón para limpiar la pintura suavemente.

Mientras trabaja, puede volver a remojar el hisopo de algodón según sea necesario. Una vez que esté cubierto con una cantidad significativa de pintura, tome un hisopo de algodón nuevo, empápelo y continúe trabajando. Luego, lávate las manos con agua y jabón cuando hayas terminado.

También puedes usar acetona o alcohol isopropílico de esta manera. El proceso seguiría siendo el mismo; solo usarías el removedor alternativo.

Cepillo de dientes

Como se mencionó anteriormente, un cepillo de dientes es una excelente manera de eliminar la pintura rebelde. Puede usarlo con muchos de los removedores enumerados en la sección anterior, lo que le permite aumentar el poder de fregado y llegar a lugares difíciles.

Con esto, es posible que desee comenzar con agua y jabón para platos. Aplica el jabón alrededor de la uña y luego usa un cepillo de dientes para frotar la pintura. Después de eso, pasa al aceite de oliva, aceite en aerosol o mayonesa.

Cuando use el cepillo de dientes, tenga cuidado con las cutículas. Esa piel es delgada, por lo que frotarla vigorosamente puede dañarla. Además, no aplique demasiada presión al frotar debajo de la uña. Si empuja demasiado fuerte, puede sacar la uña del lecho ungueal y causar una lesión.

¿La pintura en aerosol es tóxica después de que se seca?

En términos generales, la pintura en aerosol es segura al tacto una vez que está completamente seca. Además, cuando termina el proceso de curado, la pintura no libera muchos gases potencialmente dañinos, lo que la hace razonablemente segura.

Sin embargo, siempre es peligroso ingerir pintura sin importar si está húmeda o seca. En ese caso, estás consumiendo productos químicos que no deben comerse, y eso siempre es arriesgado.

¿Cuál es la mejor manera de quitar la pintura en aerosol de las manos?

En general, la mejor manera de quitar la pintura en aerosol de las manos, la piel y las uñas es el enfoque más suave que funcione. Comience con jabón para platos y agua, agregando café molido si no sale. Si eso no funciona, continúe con aceite en aerosol, aceite de oliva o mayonesa. Luego, prueba opciones como quitaesmalte, alcohol isopropílico o acetona. Si es obstinado, pruebe la opción del cepillo de dientes o la mezcla de bicarbonato de sodio.

¿Aprendiste todo lo que querías saber sobre cómo quitar la pintura en aerosol de las manos, la piel y las uñas? Si es así, cuéntenos todo al respecto en la sección de comentarios a continuación. Además, si conoce a alguien que podría beneficiarse de la información y los consejos anteriores, no dude en compartir el artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.